Back to top

Reconstruir los ecosistemas

Vitrina 17

Las plantas y los animales se adaptan a las condiciones ambientales del entorno para asegurar su supervivencia y reproducción. De ahí que el estudio de los restos de flora y fauna presentes en un yacimiento arqueológico nos aporte información sobre el medio existente en sus proximidades.
Las cabras monteses ocupan zonas escarpadas con matorral de enebros, brezos y otros arbustos; mientras que los ciervos, corzos, jabalíes y conejos son propios del bosque, tanto de pinares como de carrascales. Por su parte, los caballos y uros prefieren los espacios abiertos, praderas y estepas donde dominan las gramíneas, compuestas y otras herbáceas. No obstante, en algunos casos, tanto las plantas como los animales poseen una gran capacidad de adaptación que les permite estar presentes en ambientes diversos.


 

Back to top